El estilo de vida de los chilenos.

television.jpgEn el blog de José Martínez encontré éste artículo, que es una buena radiografía de los “estilos de vida” de los chilenos, es un estudio del Sociólogo Carlos Catalán y que publica un artículo en el Diario El Mercurio en su Revista El Sábado hace unos meses.
El artículo es el siguiente.
Tendencias:

Los 8 estilos de vida de los santiaguinos

Es usted hedonista o trabajólico? ¿Cuánto rato pasa frente al televisor? ¿Comparte con sus amigos? A partir de dos investigaciones, el sociólogo Carlos Catalán construyó una tipología que ilustra la forma en que se vive en la capital.
Por Josefa Ruiz Tagle
Hay un dato revelador: en su tiempo libre los santiaguinos eligen, abrumadoramente, ver televisión. Una actividad muy poco exigente a la que dedican más de tres horas cada día.
En 1998, un grupo de sociólogos liderados por Carlos Catalán se propuso conocer la manera en que se utiliza el tiempo en la capital. En 2004, CIMA Group replicó la investigación. Y hoy, a partir de los datos revelados por ambos estudios, Catalán definió las ocho formas más frecuentes de vivir un día entre los santiaguinos. Los estudios del tiempo son una manera objetiva de mirar la segmentación de la sociedad, más allá de las obvias divisiones socioeconómicas y demográficas. Son, de hecho, una medición dura de estilos de vida, señala Carlos Catalán.
¿Qué revela el estudio?
Los ricos cada vez están más solos, físicamente hablando. Cuando pueden escoger, ocupan su tiempo en solitario, yendo al gimnasio, por ejemplo. Actividades con importantes barreras de entrada, responde el sociólogo. Los segmentos económicos más bajos, en cambio, se reúnen más que antes. Esto tiene una explicación: las jornadas laborales son menos extenuantes hoy y los usos baratos del tiempo libre son colectivos. Para juntarse con los amigos o ver televisión no se exige ni capital cultural ni recursos económicos. Quizás por eso en Santiago se utiliza más tiempo en actividades sociales que en países desarrollados. Salir con amigos, compartir con la familia, sentarse a la mesa son aún parte de nuestra cultura, añade.
No hay bien más escaso que el tiempo, y en Chile ­que experimenta uno de los crecimientos económicos más acelerados de su historia­ la oferta de alternativas para utilizarlo crece. Mientras más cosas hay para hacer, menos tiempo existe para realizarlas todas. La única forma de superar parcialmente el problema es hacer más de una actividad simultáneamente. Así, trabajamos y escuchamos música, manejamos y hablamos por teléfono, vemos televisión y alimentamos a los nños.
No hay tiempo que perder, ni tampoco espacio: los lugares que visitamos son ­cada vez más­ multifuncionales. El mall vende objetos, pero también entretención, y funciona como soporte publicitario. Con la inserción de la tecnología digital es posible combinar y alterar los tiempos de ocurrencia de los sucesos. La idea, precisamente, es transformarlo todo en simultáneo. Si bien no se puede vender tiempo, sí instrumentos para racionalizarlo. Y los productos que permiten combinar diversas actividades, como el celular o el ipod, son la panacea.
Las investigaciones sobre el uso del tiempo de Catalán y CIMA Group ilustran los abismos entre las distintas formas de vida de los santiaguinos. Una persona a lo largo de una semana tendrá, probablemente, más de un tipo de día. Así se puede ser estudiante de lunes a viernes, hedonista el sábado y abúlico el domingo. Sin embargo, las descripciones de los días permiten imaginar con claridad a los sujetos que los viven, muy distintos entre sí. Aquí presentamos las ocho formas más comunes en que los habitantes de la capital pasan el día. Sólo excluimos a uno de los grupos, por representar a menos del 3 por ciento de la población: los de salida, quienes pasan casi todo el día en la calle.

LOS MEDIÁTICOS: 6%

Se las arreglan para combinar algo que no todo el mundo puede: el trabajo y las comunicaciones. De hecho, trabajan jornada completa y, al mismo tiempo, son lejos los que más utilizan los medios: cerca de 12 horas al día. Ven tanta televisión como el promedio, pero, además, escuchan casi 5 horas de radio y llegan del trabajo a sentarse frente al computador (lo que hacen durante casi una hora y media). Son también el segundo grupo que más tiempo dedica a leer el diario. La mayoría son varones (76 por ciento) y el 73 por ciento tiene entre 26 y 55 años. Son un grupo importante entre las clases medias.
Tienen días así:
· El 10 por ciento de los hombres.
· El 15 por ciento de las mujeres.
En promedio, al día:
· Ven dos horas y media de TV abierta.
· Escuchan más de 5 horas de radio y leen el diario durante más de 10 minutos.
· Usan el PC (fuera de la oficina) durante 1 hora y 20 minutos.
· Una hora de trabajo doméstico.

LOS HEDONISTAS: 8%

El día de un hedonista está dedicado principalmente a la vida social. Más de una jornada completa de ocio fuera del hogar. Son más mujeres que hombres, y más jóvenes que viejos. Salen los fines de semana con los amigos, van al cine, al estadio o a una fiesta familiar. Un 10 por ciento de quienes tienen más de 35 años tienen días hedonistas. La clase media es la que carretea menos. Junto con los trabajólicos, son los que ven menos televisión (claro, para ver tele hay que estar en casa). Pudiendo hablar frente a frente, usan poco los medios de comunicación.
Tienen días así:
· El 10 por ciento de los hombres.
· El 6 por ciento de las mujeres.
En promedio, al día:
· Ven 1 hora y 20 minutos de TV abierta.
· Escuchan poco más de media hora de radio.
· Leen 6 minutos el diario.
· Usan 6 minutos el PC (fuera de la oficina).
· Hacen 1 hora y media de trabajo doméstico.

LOS ESTUDIANTES: 10%

Pasan cerca de siete horas estudiando, tanto dentro como fuera de las aulas. Con un cincuenta y cincuenta, éste es lejos el grupo más equilibrado entre los sexos. El 93 por ciento tiene menos de 25 años. Ven menos televisión que el promedio de la población y ocupan más el computador. En cambio, el periódico no existe para ellos. Hay más estudiantes entre la clase media y media alta que en el resto de los estratos socioeconómicos.
Tienen días así:
· El 10 por ciento de los hombres.
· El 10 por ciento de las mujeres.
En promedio, al día:
· Ven 2 horas de TV abierta.
· Escuchan media hora de radio.
· Leen 6 minutos el diario.
· Usan 20 minutos el PC fuera de la oficina.
· Hacen 25 minutos de trabajo doméstico.

LOS A MEDIA MÁQUINA: 11%

Este grupo se caracteriza por realizar trabajos remunerados, pero sólo seis horas al día, o sea menos que una jornada completa. Esto es algo muy común en las clases medias (mayoría C2 y C3) y entre los adultos jóvenes. Como ocurre con todos los grupos que realizan trabajos remunerados, la mayor parte de los a media máquina son hombres. Pero entre quienes tienen trabajo, éste es el grupo con mayor participación de mujeres, con un nada despreciable 40 por ciento.
Tienen días así:
· El 14 por ciento de los hombres.
· El 8 por ciento de las mujeres.
En promedio, al día:
· Ven 2 horas de TV abierta.
· Escuchan poco más de media hora de radio y leen 6 minutos el diario.
· Usan 10 minutos el PC fuera de la oficina.

LOS TRABAJÓLICOS: 13%

Le dedican tanto tiempo a trabajar como a descansar, comer o dormir: diez horas al día. Las dos horas extra que trabajan en relación a la jornada típica del resto, hacen en sus días una gran diferencia: no les alcanza el tiempo para hacer casi nada más. El 77 por ciento son hombres. Y apenas uno de cada cuatro es mujer. Este grupo está repartido equitativamente entre las distintas clases sociales, lo que significa que tanto empresarios como obreros pueden trabajar demasiado. La inmensa mayoría tiene entre 26 y 55 años.
Tienen días así:
· El 21 por ciento de los hombres.
· El 6 por ciento de las mujeres.
En promedio, al día:
· Ven casi una hora y media de TV abierta.
· Escuchan menos de 20 minutos de radio, leen el diario 6 minutos y usan 6 minutos el PC (fuera de la oficina).

LOS TRANQUILOS: 13%

Dedican casi doce horas a actividades necesarias, como dormir o comer, y más de diez a escuchar radio, ver televisión y hablar por teléfono. Se diferencian del abúlico en que ven más televisión y se dedican más al trabajo doméstico. De hecho, pasan casi seis horas al día viendo tele, casi el triple que el promedio de la población. Son los que más tiempo ocupan el computador para actividades recreativas y, con 20 minutos al día, son también los que más leen el diario. Hay personas tranquilas en todos los segmentos socioeconómicos. Después de los abúlicos, es el grupo con más gente de la tercera edad.
Tienen días así:
· El 12 por ciento de los hombres.
· El 15 por ciento de las mujeres.
En promedio, al día:
· Ven más de 5 horas de TV abierta.
· Escuchan durante dos horas radio.
· Leen casi 20 minutos el diario.

LOS ABÚLICOS: 17%

La forma más común de pasar el día es haciendo poco. Ellos dedican más de la mitad del tiempo a comer, descansar, dormir, asearse. ¿Quiénes son? Personas de mayor edad; en general, jubilados, aunque no únicamente. Además, hay tanto pobres como ricos en esta condición. Hay levemente más mujeres que hombres. Pasan unas tres horas al día frente al televisor, lo que está en el promedio de la población. En cambio, no conocen internet. Son la prueba máxima de que tener más tiempo libre no lleva a hacer más.
Tienen días así:
· El 15 por ciento de los hombres.
· El 18 por ciento de las mujeres.
En promedio, al día:
· Ven 2 horas y 40 minutos TV abierta.
· Escuchan poco más de media hora de radio y leen durante 6 minutos el diario.
· Hacen 2 horas y 20 minutos de trabajo doméstico.

LOS DOMÉSTICOS: 19%

La segunda forma más común de pasar el día es aseando, lavando, planchando y cuidando a los nños. Como es de esperarse, quienes dedican la mayor parte de su tiempo a esto son mujeres: un 88 por ciento, lo que significa que en Chile los hombres hacen muy pocas labores domésticas. Esta tipología es la versión dueña de casa de los trabajólicos: trabajan mucho y, sobre todo, dedican poco tiempo a otras actividades. Hay más domésticos en las clases populares. Un 40 por ciento pertenece al estrato socioeconómico D. Para ellos no existe el computador ni tecnologías más nuevas, por lo que ven más televisión que el promedio.
Tienen días así:
· El 5 por ciento de los hombres.
· El 32 por ciento de las mujeres.
En promedio, al día:
· Ven 3 horas y 20 minutos de TV abierta.
· Escuchan 1 hora de radio.
· Leen durante 6 minutos el diario y hacen 7 horas y media de trabajo doméstico.
LA ENCUESTA: La muestra fue de 4.888 personas de 6 a 99 años, residentes del Gran Santiago y pertenecientes a todos los grupos socioeconómicos. Para la tipología presentada aquí se excluyó al grupo etario de entre 6 y 13 años. (CIMA Group, 2004).
(*) Carlos Catalán es sociólogo. Dirige el magíster en Comportamiento del Consumidor de la Universidad Adolfo Ibáñez. Asesora, además, a VTR, Parque del Sendero, Homecenter-Sodimac y CMR Falabella en temas de comunicación y consumo.
Josefa Ruiz Tagle.
Link: Consumo Televisivo y Uso del Tiempo. Carlos Catalán.

Related Posts

Comments (9)

hOLA.
eSTOY BUSCANDO UNA FAMILIA DE CLSE MEDIA PARA DOCUMENTAL QUE QUIERE HABLR SOBRE LA FELICIDAD-
MUCHOS SALUDOS

exelente descripción!! se adecua completamente a los diversos estilos de vida que hemos adquirido los Santiaguinos en nuestra adaptacion al desarrollo, las nuevas técnologias y la globalización.

jeniffer Cornejo Leyton

no entiendo nada

interesante investigación

Felicitaciones…
Muy buen trabajo!

Super Bien. Me gusto mucho.
¿Cual es tu fuente de datos? ¿Alguna empresa de investigacion de mercado?
¿De que fecha son los datos?
Que estes genial.

ese es solo el estilo de vida santiaguino que hay del resto???

I have an enthusiastic synthetic vision just for fine detail and can anticipate complications just before these people occur.

Leave a comment