Karma

Es común escuchar sobre el Karma, que es una relación karmática, o que estoy pagando un karma?. Pero a qué nos referimos con Karma?
Karma es una palabra en sánscrito que significa acción y se refiere a una ley natural tal como lo es la ley de gravedad; es la ley de la causa y efecto, cuyo principio es : a cada acción le corresponde una reacción opuesta o de la misma intensidad.
Es muy parecida a la tercera ley del movimiento de Newton. En la Biblia también se habla de la ley del Karma, pero como la Ley del Talión : «ojo por ojo, diente por diente»o «con la misma vara que midas serás medido» o «lo que siembres ,cosecharás».
Así­ mismo Jesús dijo: «No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti».
Desde la perspectiva de una Metafí­sica de la evolución espiritual, en cambio, el significado del karma es que TODO SER ES UNA CADENA CONTINUA EN LA QUE CADA ESLABÓN ENLAZA INDISOLUBLEMENTE CON UN PASADO INFINITO Y EN LA QUE TODO ESTÁ GOBERNADO POR RELACIONES ESTABLES, POR UNA ASOCIACIÓN INEVITABLE DE CAUSAS Y EFECTOS; EN DONDE LA ACCIÓN FUTURA SERÁ EL EFECTO DE LA ACCIÓN PRESENTE. Ahora bien, desde una perspectiva moral, esto significa que «SEGÚN SEA LA NATURALEZA DE LA ENERGÍA QUE SE PONGA EN MOVIMIENTO Y ACTÚE COMO CAUSA, AS͍ SERÁ LA NATURALEZA DE LA ENERGÍA QUE RETORNE COMO EFECTO».
Para el Hinduísmo está asociado a la Reencarnación , de ésta manera, el tipo de cuerpo que uno reciba en su próxima vida estará determinado tanto por el tipo de conciencia que uno desarrolle en ésta existencia como también por la inmutable ley del Karma.
Cuando protestamos no se nos modifica el KARMA, si no que se vuelve mas duro y más severo. Reclamamos fidelidad al cónyuge cuando hemos sido adúlteros en ésta o en vidas anteriores. Pedimos amor cuando hemos sido despiadados o crueles; solicitamos comprensión cuando nunca hemos dado comprensión a nadie. Anhelamos dichas inmensas cuando hemos sido el origen de muchas desgracias. Hubiéramos querido nacer en un lugar hermoso y con muchas comodidades, cuando en vidas anteriores no supimos brindar un hogar. Queremos que nuestros hijos nos obedezcan, cuando jamás supimos obedecer a nuestros padres. Nos molesta terriblemente que nos calumnien, cuando siempre hemos sido calumniadores y hemos llenado de dolor al mundo. Es decir, reclamos lo que no hemos dado.
En cuanto al desarrollo de la conciencia, ésta depende de nuestros pensamientos, deseos y acciones; lo cual quiere decir que todo lo que hemos pasado, deseado y hecho durante toda nuestra vida queda como impresiones en nuestra mente y ellas son las que determinarán nuestros pensamientos o nuestro estado de conciencia en el momento de morir. Así­ la naturaleza material nos proporcionará un nuevo cuerpo conforme a éstos pensamientos . En consecuencia . La clase de cuerpo que tenemos ahora, es la expresión del estado de Conciencia que tuvimos al morir la última vez .Y por supuesto que también ha dependido de nuestro karma;es decir de nuestras actividades que han provocado las consiguientes reacciones; tal como la semilla que cuando la plantamos va fructificando con el transcurso del tiempo. Estas reacciones del karma son el polvo que cubre el espejo de nuestra Conciencia Espiritual Pura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *