Con cuánto cargas?

En la linda tarde del Viernes estuve conversando con un gran amigo en casa. La conversa giraba en torno a lo difícil que se hace la vida para algunos y lo tremendo que significa en pensar o siquiera imaginar, el realizar algún cambio en las vidas, cuando todo va mal. A mi amigo lo vi realmente agobiado y lleno de cargas…, emocionales, mentales, económicas, etc, a pesar de que su muy buen humor nunca lo pierde.
La conversa se puso muy interesante cuando de repente dió en el clavo, “me encanta guardar cosas”, “de hecho, soy cliente de Emaus“, “…es que a veces guardo porque pienso que eso me va a servir”, “…en la enorme casa que tenía mi familia siempre hubo un par de habitaciones llenas de cachureos“.

cachureo.

Chile. Objeto inútil.

Chile. Conjunto variado de objetos desechados.

Cuánto es lo que cargas?, es la pregunta que hay que hacer si te sientes “agobiado”, probablemente tienes mucha más carga que éste mendigo de la foto, con el que me encuentro frecuentemente al llegar a mi trabajo, él no tiene casa y por lo tanto anda con lo que tiene.
Éste es un bonito ejercicio de desapego, de liberación, de aprender a regalar y a discriminar, que absolutamente trae muchas consecuencias en la vida.
Obsérvate a ti mismo, lo que te pasa al sentir en el cuerpo el desprenderte de “cosas”, obsérvate a ti mismo dándole valor a “algo”, por qué le das valor a eso? sabiendo que no lo vas a ocupar. Obsérvate y pruébate en el cambio.

Comments (1)

[…] las nueces, las pasas, o el pancito? Dale amorcito a la colacion de tu hijo y cocina unas barras de granola (super nutritivas para esas cabecitas pensantes) o unas galletas, aca va una receta super […]

Leave a comment