Fertilidad y Yoga

fertilidad001.jpgDentro de la bibliografía que me recomendó Andrés sobre Ashtanga, estaba “Yoga Mala” (infaltable en la biblioteca de un yogui o yoguini) y “Ashtanga yoga for women“, un hermoso libro escrito por Sally Griffyn y Michaela Clarke, que dan un enfoque femenino de la práctica del Ashtanga.

En él hay muy buenos artículos sobre la Luna y Menstruación, la Alimentación y éste de Fertilidad, que gracias a la traducción que hace Leo Marino en su blog puedo compartir.

“Muchas parejas actualmente, que están alrededor de sus 30 y picos de años, están decidiendo tener su primer hijo. Las mujeres han esperado ese tiempo para tener la “seguridad” de tener una relación estable, tener la casa propia y/o suficiente dinero antes de iniciar una familia.
Estas ideas que se mencionaron pueden que se concreten en la vida de la mujer en el momento en el cual su fertilidad esta justo al filo. Para muchos, este retraso asegura mejorar el tiempo del evento en cambio para otras el embarazarse por primera vez no es tan fácil como ellas imaginan, pudiendo ser una dificultad o frustración.

El Yoga ha sido para algunas parejas uno de los métodos para revaluar sus estilos de vida y casino online aprender a focalizarse en la relajación y en la meditación como el primer escalafón para realizar el embarazo. Reduciendo el estrés en el estilo de vida se puede ayudar a crear un medio ambiente en el cual la mujer sería más fácil en quedar embarazada.

Las razones de infertilidad pueden suceder por las siguientes razones:

Exposición a medios ambientes tóxicos, infecciones relativas a heridas no cicatrizadas, des balanceo hormonal, irregularidades en la tiroides, fumar, excesivo alcohol, uso de drogas, dietas pobres en nutrientes y poseer pocas grasas corpóreas. Adoptando un estilo de vida saludable puede ayudar lo mismo que adoptar una dieta de alimentos orgánicos, ricos en ácidos grasos y vegetales frescos; esto puede ayudar a limpiar el cuerpo de la mujer. También ayuda a incrementar la infertilidad el consumo excesivo de café, té, cigarrillos, azúcares y alcohol.

Adicionalmente a estos cambios se recomienda una práctica regular de Yoga para ayudar a las mujeres a quedar embarazadas dado que esta práctica transforma el cuerpo y la mente.
Un estudio realizado en el Instituto Cuerpo y Mente de la Universidad de Harvard se determinó que incorporando técnicas de yoga, meditación y un cambio en los hábitos de vida se encontró que el 50% de las mujeres incrementaron su fertilidad.
Otro estudio proveniente también de Harvard pero de la Escuela Médica, mostró que las mujeres que participaban en programas de Relajación y de Yoga estaban tres veces más felices al quedar embarazadas de aquellas que no habían participado.
El estrés es generalmente el resultado de emociones fuertes como el Miedo y la Cólera, las cuales causan al cuerpo la producción de más cortisol y disminuyen las hormonas sexuales.
El Sistema nervioso “Simpático” produce adrenalina dentro del torrente sanguíneo como parte de una fuerza o reacción ante medidas de estrés para equilibrar ese desorden que se produce en nuestro organismo. La adrenalina también ayuda a que el cuerpo se repare a si mismo y en los procesos digestivos, pero también aumenta la probabilidad de Infertilidad. La adrenalina contrae los vasos sanguíneos y está contracción puede también ocurrir en el útero.
Para que el cuerpo se relaje y la sangre fluya libremente hay Asanas específicas que pueden estimular las Pelvis y la Matriz; estas Asanas serían en su mayoría las relacionadas con las de Apertura de Pelvis y Caderas que podrían ayudar. También las suaves posturas invertidas se las debe considerar porque pueden contribuir a la Relajación.”
Fuente “Ashtanga Yoga para la Mujer” de Sally Criffyn y Michaela Clarke

Leave a comment