Padres e hijos

Esta es una conversa la cual fui testigo y pude grabarla para compartirla en éste blog. Pienso que a muchos hombres les hara mucho sentido escuchar el punto de vista de mi tremendo amigoKhuda sobre la realidad que aqueja a muchos hombres sobre la vida, sobre ser padres y ser hijos, es un tremendo aporte.
«…Asi­ es como se manifiesta la vida, con inviernos, con otoños, con veranos, con tempestades, con tormentas, y hay que asumir ese proceso que es muy importante, ya que la vida se compone en definitiva de esos elementos; se compone del odio, se compone de la luz, se compone de la tristeza profunda y de la alegri­a exacerbada.

Si tu intentas tener un nivel de centro mas o menos parejo, que a todos nos acomoda de alguna forma, estar centradito, «pasar piola», estar en paz, estar tranquilo, y tener todo ordenadito, no afectarse tanto con las cosas, vamos a tener una vida mediocre y la tendencia en ese sentido es a «hacer enfermedad», porque resulta que no podemos tratar de sostener un dolor, no podemos tratar de no saltar si estamos alegres, no podemos intentar no llorar si estamos tristes, es parte de nuestra naturaleza, y es asi­… y ese es un trabajo que hay que empezar a hacer ahora

«La historia se viene manifestando un poquito mas complicada cada di­a, estamos cada vez con mas exigencias laborales, mas exigencias a nivel emocional, los viejos se estan poniendo cada vez mas viejos, se va a ir muriendo mi mama, se va a ir muriendo tu padre, mi ti­o, mi abuelo, y nos vamos sintiendo desarraigados y sintiendo un dolor tremendo, ya que estamos muy pegados al tema familiar, a la sensacion de tener un respaldo, tu padre fue desde que tu eras niño el representante de tu estabilidad, l es el rey de la casa, el que te sustento siempre, el que te cobijo, el que te educo, el que te dio todo, luego te sacan esa carta y el castillo se te viene abajo.., pero es una cuestion sicologica, es una cuestion netamente mental, no sucede en la realidad, porque en la realidad tu eres interdependiente con las demas personas, y tu vas a ir funcionando igual. Y resulta que tu no logras vivirte ese dolor profundamente, deja que suceda ese dolor, sin darle demasiada cuerda por supuesto e inflar el asunto, pero en la medida que te conectas con tu corazon y tienes mucha pena y tienes ganas de llorar de gritar y qu se yo.., es bueno hacerlo , caer en el hoyo un rato, por una hora, llorar profundamente, porque luego vas a salir mas fortalecido, pero hay una cosa importante, porque tu tambin eres padre, si tu imagen de padre se tambalea, frente a una situacion, tu como padre tambin manifiestas una imagen un poco mas dbil hacia tus hijos, ahora lo que no significa, que si tu hijo te vea llorar o te vea triste sea ser dbil, eso no es debilidad, no hay que confundir, eso es sensibilidad, eso es emotividad, y una mujer lo comprende mucho mejor que nosotros.

Nosotros tendemos a mantener el «status quo», tendemos a mantener una «imagen», y eso es de un desgaste desastroso, un desgaste enorme, porque la unica imagen que vale la pena sostener es la del profesional, ya con eso nos basta.
En el fondo el juego es que cuando te sales de la oficina, y te vas a tu casa, te sacas la corbata, te sacas la camisa blanca y llegas a la casa en polera, y llegas a la casa sin la oficina en la cabeza con la relacion con tu hija y con tu mujer. Entonces tenemos que entender que la vida siempre nos va a poner ese desafi­o por delante, es inevitable, nos vamos a tener que quebrar una y otra vez, porque se nos va a morir el papa, se nos va a morir la mama y eventualmente se nos puede hasta morir un hijo que es super doloroso, entonces siempre la vida nos va a estar poniendo esa tarea, entonces hay que ir aceptando que se nos viene el otoño en la vida, que vamos a ir enfermandonos, vamos a ir perdiendo facultades, el ideal es vivir sanamente hasta los 90 años, pero para ello no basta con alimentarse bien, tambin hay que alimentarse de buenas ideas y de buenos pensamientos y tambin tienes que alimentarte de la «realidad» y ese es uno de los alimentos mas escasos y mas difi­ciles de conseguir , porque que tendemos a distorsionar la realidad, tendemos a pintar la vida de acuerdo a lo que a nosotros nos conviene.

Alimentarnos de la realidad significa «ACEPTACION», basicamente aceptacion, o sea aceptar que el papa esta enfermo, aceptar que no es l el que te sustenta, y ver una salida amorosa es: convertirte tu en su papa, amorosamente hablando, toda esa energi­a que l te regalo, se la entregas ahora devolvindosela amorosamente, hacer la labor no cuesta, falta reconocerlo que es asi­, «qu agradable es devolverle la mano a mi papa», convertirse concientemente en ello.
Lo unico que nos queda a los hijos, cuando se nos da esa oportunidad, es compensar esa carencia y ese dolor con un sentido de responsabilidad amorosa, eso es importante porque es la unica forma, la unica cultura que hace eso son los orientales, para ellos la vejez es sagrada, los ancianos son sagrados, ellos tienen un espacio, las personas estan ocupados en ellos, no PRE-ocupados, como nosotros, aca es al revs, porque nosotros vivimos en una sociedad que es netamente competitiva, que viene de norteamrica, o sea tu a los 40 años ya estas quedando fuera del show, entonces ya en la sociedad no se toma en cuenta la sabiduri­a del anciano, la necesidad de proteccion del anciano, el respeto por l, lo agradable que resulta el acogerlo y lo especial que resulta observar sta vejez y como se va convirtiendo en un niño de nuevo, cuidarlo y todo, sobre todo a quienes sufren alzeimer se les viene la niñez mucho mas rapido.

Entonces hay que recuperar esa dinamica de retro-alimentacion en la familia, ser papa de tu papa y asumirlo de manera conciente, y no luchando con algo que ya sucedio, tu papa ya fue tu papa, tomado en forma de cariño y proteccion. Te vas a dar una vuelta de carnero tu mismo, y asi­ te vas a reencontrar a ti­ mismo, te vas a reencontrar con tu papa interno, y te vas a descubrir que eres un tremendo papa y eso te va a completar, te va hacer feliz y te va a dar seguridad, porque te vas a dar cuenta que como hombre, tienes todas las herramientas en tus manos puedes alimentar a tu hija a tu mujer, a tu papa, a tu abuelito, a quin tu quieras, es simplemente una actitud de vida, es como la peli­cula que vimos alla como 3 veces, ya sabemos que nosotros nos vamos haciendo nuestra propia realidad, pero para ello tenemos que ir completando el puzzle, y si no lo hacemos, nos vamos quedando cojos, y no vamos pudiendo desarrollar y manifestar la realidad que tenemos en el interior, y la manera de ir dejando esa angustia y andar tranquilo por la vida, es «completandote a ti mismo» y eso es retomando eso que estas haciendo pero concientemente, y te vas a dar cuenta que ademas de ser un tremendo papa, puedes acoger mucho mas, puedes acoger a tus amigos, a la amiga que esta sola que necesita un socorro, al amigo de tu hija, al pololo de tu hija despus, a las amigas y amigos de tu hija, e
tc. todo sto en no trminos egoi­stas, en trminos de amor, una seguridad que no te exige ser fuerte, tu ya eres fuerte, solo tienes que ser tu mismo. Tomar conciencia que somos todos papas de todos, la Mouji es mama de todos, es mama de Deva, mama tuya, es mi mama tambin, tu eres mi papa, me das seguridad, tu presencia me da seguridad, seguramente a ti te pasa lo mismo conmigo, ese es tu trabajo, la vida, la realidad es tan evidente que se nos pasa de largo, la vida te esta diciendo el papa, el papa, el papa, mi papa esta muerto…esta enfermo, s tu el papa entonces, s el papa de tu papa… «

4 opiniones en “Padres e hijos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *