Feng Shui, origen.

Considerar al cosmos como un espectro energtico es bastante comun entre los cienti­ficos de finales del siglo XX, pero ya constitui­a un principio fundamental de la ciencia china mucho antes del inicio de este milenio”
Para los chinos de la antiguedad existe una fuerza superior que impregna todos los seres del universo, ésta energi­a es llamada Chi (también denominada como Soplo Cósmico o respiración del dragon) que fluye sin cesar en la atmósfera , entre el Cosmos y la Tierra e interactúa absolutamente con todo, modificándose y modulandose al pasar a través de las montañas y los valles, penetrando al interior de nuestras viviendas y circulando a través de nuestra piel, de nuestra respiracion y flujo sangui­neo.
Las corrientes filosoficas Confucionismo y Taoi­smo dominaron China por miles de años. La teoría del Feng Shui nació de estas ideas, sin duda alguna. Desafortunadamente los Maestros de Feng Shui de la antiguedad fueron muy celosos de su conocimiento y no enseñaron todo lo que sabi­an a sus disci­pulos. De esta manera, el conocimiento del Feng Shui se deterioro rapidamente y el pseudo-Feng Shui creció como la maleza en primavera. 

El Tao, que se baso en el estudio de la naturaleza y sus ciclos, dio origen a la simpleza del nombre, Feng Shui significa “viento” y “agua”, dos componentes fundamentales de la existencia de la vida, se dice que el viento es el que lleva el Chi y el agua es la que contiene el Chi .
Los Confucionistas consideran al hombre como parte del Universo en el que vive, l debe respetar a la Madre Naturaleza que forma parte de l y no actuar contra del Cielo. Mas aun, el “camino de la vida” de un hombre es influenciado por la suerte del Cielo, la suerte de la Tierra y la suerte del Hombre. Una manera moderna de decir esto es que el camino de la vida de un hombre se describe por tres elementos: tiempo, espacio y acción.
El elemento del Tiempo es el factor “suerte” de un hombre en lo que se refiere al tiempo del momento de su nacimiento como condicion inicial (Astrologi­a China).
El elemento Espacio es el lugar del nacimiento de un hombre (Feng Shui) y el lugar donde vive.
El elemento Accion es lo que un hombre hace, su “karma” y su determinada reacción a ello.
Si un hombre hace las cosas correctas en el tiempo correcto y el lugar correcto, él sera afortunado. Por el contrario, si esto no es asi­, él encontrará infortunio. Seguir la suerte de la Tierra simplemente es encontrar un lugar en armoni­a con la Naturaleza donde vivir y trabajar.
De lo que habla el Feng Shui es del “Chi”. Ya que la masa y la energi­a son intercambiables, el Chi puede estar en forma de materia o de energi­a pura, o en una combinacion de ambas. Por consiguiente, el Chi puede ser visible, invisible, o parcialmente visible y parcialmente invisible. No debemos confundir y decir que la traduccion para Chi es energi­a, pero es mucho mas que energi­a. El Chi es la fuerza vital , el “prana” para los hindues, el “Ruach” para los hebreos, el Ki para los japoneses . Es lo que anima y da vida a todos los seres vivos. El Feng Shui es por lo tanto el arte del flujo y la contencion del Chi.
Cada persona vive bajo la influencia de dos grandes campos de energi­a, por debajo de nosotros se encuentra continuamente la fuerza de la Tierra (magnetismo), por encima nuestro, la energi­a del Cosmos . Al entender la influencia de stas energi­as en las personas y el impacto que ello supone en nuestras vidas, es la base del Feng Shui .