Ya va más de un mes desde el terremoto acá en el Sur de Chile y me doy el espacio para escribir unas lineas en éste blog.

Durante la madrugada del 28 de Febrero comencé a sentir un temblor que me hizo  despertar de inmediato, toco a Nirav para que despierte, me levanto sin pensar a tomar  Maia abrazándola casi con delicadeza para que no despertara y bajamos  con mucha dificultad las escaleras, mientras la casa se movía mucho, a buscar a Deva a su pieza, ya los 4 juntos nos quedamos en un lugar que sin acuerdo verbal previo decidimos que era el má seguro estructuralmente de la casa. El tiempo de vibración oscilante de la casa se hacía eterno, mostramos mucha serenidad hacia afuera de nuestra piel para que las niñas en especial Deva no se viviera una experiencia traumática.., y así fue. El pánico iba por dentro.

Y ahí nos quedamos, a oscuras y muy agradecidos de la luna llena que alumbraba la noche, por twitter supimos que en Santiago y en la costa online slots de la V región también había temblado muy fuerte, digo “temblado fuerte” porque personalmente sentía que ese temblor que experimente, nunca lo asocié a un terremoto que destruyó gran parte de la ciudad donde vivo… gracias al cielo, mi casa no se encontraba sobre alguna falla de terreno y estaba bien construida.  El impacto  vinieron los días siguientes donde pude ver la magnitud del daño físico- material y el terremoto social que no quiero nombrar.

La vida nos pone una prueba mayor ésta vez, cada una de las historias que vivió cada persona en éste terremoto y maremoto es única, la vida nos cambió a todos, y debe ser así… éste terremoto nos mostró a todos qué tenemos dentro, de qué estamos constituidos, que nivel de resiliencia nos compone, o si definitivamente nos devoró el egoísmo y en eso, algunos se convirtieron en ladrones de un segundo  otro. Ayer un  amigo me decía que desde un punto de vista metafísico, en un terremoto se liberan fuerzas matéricas de la tierra muy negativas que hacen que a algunos los “domine” como si fueran zombies.

A mi me mostró que podemos vivir con menos, que el agua es valiosísima como para botarla limpia al wc, que mis vecinos son solidarios, que es urgente tener una mirada más sostenible de la vida, que hacer comunidad es clave. Que el colegio de mi hija debe estar en mi barrio, que fue lindo dormir todos juntitos sin tele iluminados por unas lámparas solares, que fue rico ducharse con el agua de vertiente que canaliza mi vecina desde el cerro. Que los afectos son más importantes, que tengo una hija muy valiente y positiva que dio lecciones a todos, que no quiero más réplicas!.

Éste 8.8  me mostró, lo llena de bendiciones que estoy.

Ahora, nos queda como arquitectos participar de ésta reconstrucción de forma activa y con futuro, desde acá, desde el fin del mundo, desde D . Es Tiempo de Cambios.

Foto: D

Related Posts

Comments (2)

A todos el terremoto nos trajo lecciones, unos las están asimilando y otros no; para tí la experiencia debió ser fuerte pues vives en Conce, pero eres de las que está procurando aprender las lecciones, y eso es admirable.
Cariños desde la Araucanía.

Hola Nadia, para nosotros fue fuerte, pero no se compara a quienes perdieron su casa y a su gente. Siempre hay que intentar aprender de todo y de todos, las cosas vienen a enseñar siempre. Esos días difíciles estuvimos más cerquita y en familia que nunca. De hecho hoy celebramos con todos mis vecinos acá en casa un almuerzo para celebrar el haber encontrado esa comunidad, esa que nos hizo sentirnos en red y que esperamos no se rompa.
Un abrazo para la Araucanía, estamos demasiado cerca, tenemos que vernos!

Leave a comment