Somos Uno con el Todo

El Universo está en constante movimiento, en un estado de vibración eterna, desde los astros hasta los trozos de rocas más densos: absolutamente todo vibra. Nuestros sentimientos y emociones también son parte de esta gran sinfonía Universal. La realidad que alcanzamos a percibir está sujeta a dos principales fuentes de vibración.
Ahora, a las puertas de la Nueva Era, la humanidad ha de resonar en la Frecuencia del Amor.
…Nada reposa, Todo se mueve, Todo vibra…
«Principio de Vibración, El Kybalión»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *