Mujeres y Aguila

Les comparto una reflexión de mi amiga Patty, a ver que piensan:

¿Saben en que se parece la Mujer al Águila?
Buscando información para mis clases de Filosofía descubrí algo muy interesante que me gustaría compartir con Ustedes, que han sido mis compañeras de viaje, desde mi infancia hasta ahora.
Resulta que con motivo de cumplir años, tuve la oportunidad de juntarme con varias mujeres amigas de la vida, y durante mucho rato el tema principal fue comentar acerca de los malestares que les estaba ocasionando el climaterio.
Me llamó la atención que algunas solo tenían 40 o un poco mas, y ya estaban sintiendo los cambios que todas las mujeres comenzamos a tener a partir de los 50 añitos. ¿Sera que así como a las niñitas se les adelanta la menstruación a algunas también se les adelanta la menopausia?
Bueno, ahora viene lo interesante, resulta que el Águila uno de los animales majestuosos de la creación, es el ave que posee la mayor longevidad de su especie. Llega a vivir 70 años.
Pero para llegar a esa edad, a los 40 años de vida sufre uno de los momentos mas críticos de su vida y tiene que tomar una seria y muy difícil decisión.
A los 40 años, sus afiladas y gruesas uñas se tornan frágiles, débiles y flexibles, se doblan con facilidad y no consigue aferrar a sus presas de las cuales se alimenta. Su pico fuerte, largo y puntiagudo se curva, apuntando contra su pecho y se convierte en una herramienta inútil. Sus alas se encuentran envejecidas y pesadas por sus gruesas y duras plumas, lo cual le dificulta el vuelo.
¡Volar es ahora muy difícil!
Entonces debe tomar una de las decisiones más significativas y trascendentales de toda su larga vida:
El águila tiene solo dos alternativas: Morir…o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durara 150 largos días.
Este proceso de renovación consiste en volar hacia lo alto de una montaña y refugiarse en un nido, próximo a una pared rocosa, donde no necesite volar.
Entonces, apenas encuentra ese lugar, el águila comienza a golpear con su pico la pared, hasta que consigue desgarrarlo y arrancárselo. Debe esperar el crecimiento de uno nuevo, con él que desprenderá una a una sus uñas o garras, hasta eliminarlas por completo. Cuando las nuevas uñas comienzan a crecer, tendrá que desplumar sus plumas viejas y esperar a que renazca su nuevo plumaje.
Cinco meses habrán pasado para ello, cinco meses en los que el águila se las debió ingeniar para almacenar alimento y sobrevivir en increíble desventaja.
Cinco meses después de los cuales habrá renovado su naturaleza y podrá lanzarse al vacío en un vuelo largo y sin temores.
Con las alas abiertas, dejando atrás ese pasado solitario y de abandono que duró cinco largos y dolorosos meses, saldrá victoriosa para emprender su famoso vuelo de renovación, lista para vivir la segunda parte de su existencia.
Y sólo entonces el águila estará renovada para vivir treinta años más.
Sólo entonces será capaz de continuar con sus días de vigilancia y de captura.

Entonces  la similitud que yo le veo, y es aquí donde me gustaría que Ustedes también opinaran, es que la mujer a los 40 ya se supone no debería pensar en procrear, a los 40 y tantos ya comienzan los síntomas del climaterio, nos sentimos cansadas, nuestros cuerpos ya no están tan esbeltos, las arruguitas y canas comienzan a aparecer, y cuando nos miramos al espejo vemos cambios que nos cuesta mucho asimilar.
Aquí es donde también tenemos que tomar la decisión al igual que el Águila, de sacar fortalezas para que todo esto no nos derrumbe. ¡Siempre dignas, gorditas, canosas y poco ganosas, pero bien paraditas por la vida!
Porque ser mujer, queridas amigas es el mejor regalo que nos ha dado la Naturaleza, sintámonos siempre bellas, claro que también ayudemos a que esto se haga realidad, cuidemos nuestra alimentación, todos los días hagamos respiraciones profundas con un OMMMMMMM sonoro, mirémonos al espejo y veamos a esa mujer bella que siempre hemos visto, sonriamos y enviemos un mensaje de amor a todas nuestras células, cerebro, órganos, tejidos, a todo nuestro organismo.
Transmitamos este mensaje a nuestras hijas, sobrinas, vecinas, para que cuando lleguen a esta etapa lo hagan con alegría.
UN ABRAZO GRANDE PARA TODAS, VIVAMOS CON ALEGRIA.
GRACIAS POR SER MIS HIJAS, AMIGAS, PRIMAS,SOBRINAS,CHAMANAS.
NAMASTE
PD:  El comentario de mi hija, fue que le dijera a mis amigas que” no por eso se iban a sacar las mechas y se iban a dar contra la pared”   tan tan.