Mujeres

Bueno, primero que nada nos deseamos un feliz día, una feliz semana, un feliz mes…una vida feliz! no tiene por qué ser sólo un día no es cierto?

Las mujeres estamos creciendo, eso lo huelo, a veces con dolor, pena, cansancio, pero estamos creciendo. Lo veo en mi alrededor, son tiempos de cambios, y veo muchos cambios, veo a madres muy comprometidas con su rol, con ganas de estar con sus bebés muy presente, ahí pegadito a su cuerpo, como debe ser, las veo felices en su embarazo, las veo feliz en su lactancia, entendiendo la magia de la vida en ello.

Veo a mujeres con sus niños en una relación muy lúdica y comprometida con la enseñanza y el juego.

Veo a mujeres con sus parejas felices intentando lograr su “espacio” en la relación, ese espacio que sólo busca ser un útero donde se nutre para irradiarlo con amor a su pareja, las veo queriéndo explorar su sexualidad, explorando su cuerpo logrando una conección más intensa con su pareja. Las veo entendiendo en amor las diferencias con su pareja, en aceptación y gratitud, las veo dándose cuenta que el otro es su maestro y vice versa.

Veo  a las mujeres más felices en su soledad, disfrutando cada vez más es espacio que se construyen para estar consigo mismas.

Veo a mujeres con menos miedos de explorar campos desconocidos en el trabajo, o en la vida misma, las veo más independientes en todos los ámbitos, especialmente el emocional.

Veo a mujeres cuidándo cada vez más su cuerpo, queriéndolo cada vez más, aceptandolo en sus limitaciones y aceptando su belleza infinita, más allá del cuerpo. Veo a mujeres cada día más concientes con su alimentación, entienden que desde ahí se nutre toda su máquina en ésta tridimensión atómica, y que la comida es alimento.

Veo a mujeres que se dan cuenta que en toda ésta conciencia son el ejemplo para su pareja, hijos, padre, hermanos, y que dando ese ejemplo han podido irradiar a muchos esa totalidad de Ser.

Veo a mujeres felices por SER las que son, las veo bailando, cantando más, respirando mejor, sonriendo porque entienden que la sonrisa disuelve todas las rigideces y tensiones de las personas.

Veo a mujeres conectadas con su ser interno, con su espiritualidad, con la búsqueda interna de disolver su propia polaridad, las veo que entienden que son Diosas  creadoras de su propia vida y que por eso ELIJEN cada día estar mejor y feliz.

A ellas, a todas esas mujeres que veo, las abrazo, les agradezco. Y a las que no veo así, les deseo todo lo anterior. Tenemos una gran misión, la de ser mejores, y de irradiar eso al mundo, el trabajo parte por casa amigas. Feliz día.