La Diosa.

 

Desde hace un tiempo,cuando Amrisha me habló de la Diosa, hace como 11 años en el Elqu, he estado en un reencuentro con el lado femenino de mi ser, además pienso que tanto hombres como mujeres tienen un “lado femenino”, tengo amigos que tienen muy evolucionado su lado femenino, y no me refiero obviamente a su inclinación sexual, cuando me encuentro con tipos que tienen su lado femenino más evolucionado, tienen una conexión con la Diosa que les ayuda a ser padres, amantes y compañeros más equilibrados al tiempo que los libera de las presiones…
El otro día vi la película “Las nieblas de Avalon”, en ella me recordé de la veneración a la” Diosa “, entendida como el ser que gobierna la Tierra y sus ciclos en donde la mujer en sí misma contiene esa sabiduría, hay veces en que la percibimos, sobre todo las que fuimos madres y gozamos con ello,  ese vivificante ” sabor de lo salvaje”, durante el embarazo, durante la lactancia de los hijos, durante el cambio que opera en nosotras cuando criamos a nuestros hijos o cuando cuidamos una relación amorosa, etc, con el mismo entusiasmo en que cuidaría mi amado jardín.
Esa Mujer Salvaje que habla Pinkola Estés en su libro “mujeres corren con lobos”, la mujer que se enorgullece de su situación, de su cuerpo, de su “menstruación ” como un símbolo de poder de vida, la mujer que se ve a través de la contemplación de la sublime belleza, contemplando una puesta mágica de sol, viendo los piecesitos de mi hija recién nacida …la vemos en donde sea, o sea en todas partes, son fugaces experiencias que nos recuerdan de dónde somos y de qué materia estamos hechas realmente y dónde está nuestro verdadero hogar. Pero, qué ocurre cuando nos damos cuenta que hemos dedicado muy poco tiempo a la mística, a la vida creativa, a la obra de vida o a nuestros verdaderos amores?.
“Cuando las mujeres reafirman su relación con la naturaleza salvaje , adquieren una observadora interna permanente ,una conocedora ,una visionaria ,un oráculo ,una inspiradora ,un ser intuitivo ,una hacedora ,una creadora ,una inventora y una oyente ,que sugiere y suscita una vida vibrante en los mundos interior y exterior .Cuando las mujeres están próximas a esta naturaleza ,dicha relación resplandece a través de ellas» .
Acá la palabra “salvaje” no significa un descontrol, sino que significa vivir una existencia natural, en la que la mujer posee una integridad innata y unos límites saludables .Esta poderosa naturaleza sicológica, es la naturaleza INSTINTIVA, sin ello las mujeres perdemos la seguridad del equilibrio espiritual, sin ello olvidamos porqué razón estamos aquí. Cuando una mujer se aparta de su fuente básica ,pierde sus instintos y sus ciclos vitales naturales y son tomados por el intelecto , el ego propio o el de los demás. Para las mujeres, comprender la eterna tradición de la religión de la Diosa, fortalece su conexión con su propia esencia espiritual.
Encontrar a la Diosa en el interior ayuda a las mujeres a apreciar su propio poder, habilidades, herencia y belleza.
Invito a encontrarnos con una conciencia más plena, a entender de que la Diosa vive en nosotras, que fortalece los conocimientos internos acerca de la vida, el amor, la naturaleza, la nutrición y la creatividad.
Foto: http://mitopia2211.blogspot.com/2011/01/madre-tierra.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *