LA PEREZA Y EL TRABAJO (Suryavan Solar)

Antes de hablar de Trabajo, debemos conocer

A su oponente y “Enemigo Intimo”:
La Pereza (que según los budistas)
Puede ser de tres tipos.

El primer tipo de perezoso no es el único
Pero es el más conocido o reconocido.
Y es aquella persona pusilánime, atacada
Continuamente por el flácido y pálido
Espíritu flácido de la Pereza,
Y como si fueras un rehén de esta entidad,
Argumentas que “estas siempre cansado”.Esta carencia de energía sirve de disculpa
Para justificar si inmovilidad y su incapacidad
De dedicarse a su valioso desarrollo interno
O a cualquier tarea importante.
Por ejemplo:Terminar su carrera, buscar un buen trabajo,
Ayudar a su familia; buscar su Autonomía
Organizando su negocio propio.
Aprender Liderazgo y Coaching
O seguir el Camino de la Meditación.Ser un Terapeuta o un gran Consultor
Personal o empresarial; un Productor
De Eventos o un Facilitador, por ejemplo.
Y esforzarte hasta liberarte de tus limitaciones
Para lograr servir con excelencia los demás .
El segundo tipo de perezoso (según los Budistas)
Es el mas camuflado de todos. Es quien
Argumenta estar siempre ocupado
Por supuesto en cosas urgentes pero no prioritarias.
Como si esto de estar siempre ocupado
Fuese una virtud que lo justifica para decir
“No tengo tiempo” para dedicarme a nada profundo
Que valga la pena”. “No tengo tiempo para
Esas vainas del Crecimiento Personal o Espiritual
Ni para el Coaching o la Meditación
Y menos para servir a los demás” ¿Capicci?
Y el tercer tipo de perezoso es quién
Por su baja autoestima y nulo amor propio,
Cree que no puede con eso…
que “tiene mucho karma “ Y jura que carece
De recursos internos y externos,
O de apoyo suficiente o de talentos.
Como si disfrutara ser victima de sus debilidades
Y amenazas por su supuesta pobreza interna.
Esta creencias es una ilusión
Porque todos somos Budas. Pero el perezoso
Es “Profesional” y mañosamente justifica
Su falta de amor y voluntad para evitar
Dedicarse a su tarea de desarrollo interno
Y evitar capacitarse para servir a los demás.
Pereza en el mundo occidental,
Es adicción al placer de la inercia
Es dedicarse a no hacer nada productivo,
Sólo hacen lo que a su ego le gusta.
Y muchos perezosos, adictos al placer
Del esfuerzo mínimo, no comprenden
Que el trabajo es la fuente del progreso
Personal, familiar, profesional y social.Por el contrario también existen muchos
Trabajólicos, adictos al esfuerzo duro,
Que tampoco comprenden que el descanso
Es algo natural y está relacionado
Con el trabajo como el Sol y la Luna
La noche y el día .. y se debe aprender
A descansar de manera provechosa
Para el cuerpo y la mente.Es el trabajo productivo es equilibrado
Cuando se tiene una enseñanzas
Con un sabio método o disciplina,
Porque debemos generar los recursos.
Y es el esfuerzo correcto y no con la pereza
Lo que genera los resultados esperados,
Sean materiales o espirituales.No existen resultados ni cambio reales
Con las disculpas de personas perezosas
Que se dicen eternamente “cansadas”,
Apáticas e indiferentes que pretenden avanzar
Con la adicción de hacer lo mínimo.
Tampoco el resultado correcto se logra
Con el esfuerzo exagerado del trabajólico
Neurótico, estresado y ausente de la realidad .
Porque estos resultados se alcanzará
Sin disfrutar del camino o muriendo
De cansancio en el intento.
Trabajo, no es sólo cumplir con un contrato
Y ganar un salario, como muchos creen.
Trabajo es concretar metas y objetivos
Enfocados en el sueño más amado.
Trabajo no es una carga,
Es una contribución a tu ideal.
Trabajo es hacer lo que más amas,
Con acciones conscientes, siempre enfocado
En resultados productivos
Alineados a tus valores, a tu visión a tu proyecto.
Un Líder de sí mismo sabe que su Trabajo
Es un vehículo que lo lleva a concretar
Su Proyecto de Vida.
Un buen Líder sabe que cuando está enfocado,
Puede realizar la mayores acciones conscientes y productivas.
Esa es la diferencia entre alguien que trabaja
Sólo para quemar el tiempo
Y alguien que sabe cómo dirigir su vida.
Una “acción consciente” es producto
De los niveles alcanzados anteriormente
En el proceso de Coaching o entrenamiento.
Porque si alguien no ha realizado el mínimo
“trabajo interior” de conquistar y pulir
Las Joyas de su Mundo Interno,
Y se lanza a triunfar en la vida,
Esto será una pérdida de tiempo porque
Los perezosos como los trabajólicos
Además de terminar frustrados de sus vidas,
Dañarán a muchos.
Para que el trabajo sea productivo
Se debe tener un ritmo equilibrado
Que permita saber cuándo trabajar
Y cuándo descansar, sin que surja el caos.
Por tanto, necesitamos aprender
A administrar el tiempo y la energía.
Porque el tiempo es más importante
Que el oro… Es la vida. Y debemos
Aprender con un Entrenador o Coach,
A manejar una agenda diaria,
Semanal, mensual y anual. Una agenda
Que tenga un ritmo entre Trabajo y Descanso,
Entre el esfuerzo, el descanso,
El estudio y el tiempo libre.
Cuando administras sabiamente tu tiempo,
Todo tipo de trabajo que realices
Debes estar enfocado en tu sueño y visión.
De lo contrario, la sociedad te hará caer
En la desmotivación o en el automatismo.
El perezoso se enfoca en el miedo
Y no en el valor.
En improvisar y no en su agenda
En la desorganización y no en un Plan de vida
En los distintos problemas y excusas
No en la solución o en el beneficio
Que producen los resultados
De un trabajo bien terminado.
Por eso, mantente siempre
Enfocado en las Prioridades de la Vida
Trabajando en tu Desarrollo Interno
Como ser humano…
Extracto del Libro:
“C o a c h i n g E x p r e s s”
Lanzamiento: Enero 2013

Leave a comment