El microbioma y la clave para mantener una buena salud bucal

Junto a Augusto Cura, Odontólogo y Homeópata hablamos en TVU, sobre Microbioma, nutrientes esenciales y curación natural en salud bucal.

El microbioma consiste en la comunidad de microorganismos que viven en nuestro cuerpo, estos
diminutos seres vivos que nos superan por creces en comparación a nuestra cantidad de células
son encargadas de ayudarnos a mantener el balance en nuestro organismo de una manera casi
impensada. Continuar leyendo “El microbioma y la clave para mantener una buena salud bucal”

La influencia del microbioma intestinal en la salud mental y física

Andrea Mouji en TVU. Estos cien billones de bacterias que viven dentro de su intestino están íntimamente involucradas con su cerebro en muchos niveles. Por ejemplo, fabrican neuroquímicos. Cosas como la dopamina y serotonina. Fabrican vitaminas importantes que son importantes para mantener sano a su cerebro.
 También mantienen la integridad del revestimiento del intestino,” Perlmutter
Dado que, este segundo cerebro, el intestino, está vinculado con el sistema inmunológico, el sistema endocrino y el sistema nervioso, estas señales afectan por lo tanto nuestras reacciones fisiológicas y de comportamiento.
Investigaciones en el Centro de Evolución y Cáncer, proponen que las bacterias intestinales podrían influir en lo que comemos manipulando señales en el nervio vago, que conecta 100 millones de células nerviosas del tracto digestivo a la base del cerebro.
Debido a la profunda influencia del intestino sobre la salud mental en los seres humanos, muchas personas llaman a los intestinos “El segundo cerebro”, mientras que los experimentos que prueban el impacto de las bacterias intestinales en la salud mental están en las etapas iniciales, los investigadores parecen haber encontrado un vínculo claro entre tener más bacterias intestinales fuertes y tener un cerebro más saludable.
La calidad, cantidad y composición de la bacteria en el intestino tiene una influencia enorme en el cerebro. Por ejemplo, estudios han encontrado que los niños autistas tienen un microbioma claramente diferente en comparación con los niños saludables.
Esto es un componente básico en el programa nutricional GAPS, creado por la Dra. Natasha Campbell-McBride, quien cree que “sanar y sellar” el intestino es primordial para aquellas personas con disfunciones neurológicas, como el autismo.
De hecho, otro estudio encontró que adultos jóvenes que comen más alimentos fermentados, o aquellos que contienen probióticos, tienen menos síntomas de ansiedad social que los adultos que no comen alimentos fermentados. Esto podría atribuirse al hecho de que las bacterias sanas baja síntomas de ansiedad.