Las grasas trans o parcialmente hidrogenadas.

El uso en pastelería de las harinas refinadas fortificadas sumadas al uso inadecuado de las grasas trans mezcladas con azúcares refinados a altas temperatura, nos genera en el cuerpo una reacción inflamatoria y alérgena sintiendo variados síntomas que van desde un colon irritable, cansancio, sueño, falta de concentración, estreñimiento o diarreas, etc.
Es importante en este tema retomar las grasas. ¿Cuánto sabemos de ellas? Las grasas refinadas, con uso inadecuado en altas temperaturas, alteran a nuestro metabolismo hormonal, así también nuestro sistema cardiovascular.
Las grasas trans se forman cuando se añade hidrógeno al aceite vegetal para que solidifique y evitar el enranciamiento. Este proceso, conocido como hidrogenación, ocasiona que sea menos probable que la grasa se descomponga, así los alimentos duran frescos más tiempo, tienen una vida de estante más larga y también tienen una textura menos grasosa.

¿qué pasa si consumimos a menudo y continuamente grasas trans? El organismo aumenta el nivel de colesterol malo y disminuye el colesterol bueno. La hipercolesterolemia o colesterol alto, se asocia a las enfermedades cardiovasculares y cada vez hay niños más pequeños con este problema.

Los aceites parcialmente hidrogenados fueron introducidos por primera vez a mediados de la década de los 50, las grasas trans, que se encuentran en la margarina, en la manteca vegetal y en los aceites vegetales parcialmente hidrogenados se han popularizado ampliamente como una “alternativa más saludable” a las grasas saturadas animales, como la mantequilla y la manteca.

Es importante eliminar el consumo de grasas trans, ya que incluso las cantidades bajas pueden plantear graves riesgos a la salud, aumento en 30%riesgo cardiovascular, desequilibrio hormonal, problemas óseos, infertilidad, problemas de crecimiento.
Las investigaciones también han encontrado que las grasas trans contribuyen al cáncer, problemas óseos, desequilibrio hormonal y enfermedades de la piel; infertilidad, dificultades en el embarazo y problemas con la lactancia; peso bajo al nacer, problemas de crecimiento e incapacidad infantil para aprender.
Por lo tanto, hemos de procurar controlar el consumo de estos alimentos con grasas trans y optar por alimentos elaborados con aceites vegetales monoinsaturados (aceite de oliva, aceite de sésamo y aceite de palta y poliinsaturados (nueces, semillas de girasol, las semillas o el aceite de linaza, pescados como el salmón salvaje, la caballa, el arenque, el atún blanco y la trucha, sardinas)
Las grasas polinsaturadas las podemos reconocer porque siempre se encuentran líquidas, incluso si están refrigeradas. Este tipo de grasas no debiera usarse nunca para cocinar. Algunos ejemplos de estas grasas son el aceite de maravilla, aceite de linaza, aceite de chía, aceite de canola, aceite de maíz, aceite de soya, etc. De acuerdo a lo anterior, podemos concluir fácilmente que NO debemos cocinar con grasas poliinsaturadas, ya que el calentarlas genera radicales libres y la formación de grasas trans.
También se deduce que lo mejor para cocinar son las grasas saturadas como el aceite de coco y el ghee.
El calor favorece las reacciones de oxidación del aceite y la generación de radicales libres. Los radicales libres son átomos de oxígeno desapareados que provocan reacciones de oxidación en cadena. Pueden lesionar las paredes celulares y debilitar su estructura, atacar los capilares y las terminaciones nerviosas, alterar el colágeno y la elastina (y causar artrosis), u oxidar los lípidos plasmáticos, favoreciendo la formación de ateromas en las paredes arteriales.
Las grasas oxidadas también aumentan el trabajo hepático, ya que entre las funciones del hígado se encuentra el metabolismo de las grasas, y la de detoxicación de elementos nocivos de la sangre.
Además, a partir de cierta temperatura se generan sustancias cancerígenas, como los hidrocarburos aromáticos policíclicos (alquitranes). : suspender el uso de cocina con aceites y grasas trans

El calor también destruye la vitamina E, antioxidante natural de las grasas, y que el aceite contiene si ha sido extraídos en frío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *