Amate

Amate a ti mism@ y observa. El amor es el alimento para el alma. Así como la comida lo es para el cuerpo, el amor lo es para el alma. Sin alimento el cuerpo está débil, sin amor el alma está débil. Y ningún estado, ninguna iglesia y ningún interés personal ha llegado a desear en ningún momento que la gente tenga almas fuertes, porque una persona con energía espiritual está destinada a ser rebelde.
El amor te hace rebelde, revolucionario. El amor te da las alas para volar alto. El amor te hace comprender las cosas, para que nadie pueda engañarte, explotarte, oprimirte. Y los sacerdotes y los políticos sobreviven gracias a tu sangre, gracias a la explotación. Todos los sacerdotes y todos los políticos son parásitos.

Para hacerte espiritualmente débil han encontrado un método seguro, garantizado, y consiste en enseñarte a que no te ames, porque si una persona no puede amarse a sí mism@ tampoco puede amar a alguien más. Dicen: Ama a otros, pues saben que si no puedes amarte a ti mismo no eres capaz de amar en absoluto. Y dicen: Ama a los otros, ama a la humanidad, ama a Dios, ama la naturaleza, ama a tu esposa, a tu marido, a tus hijos y a tus padres, pero no te ames a ti mismo, porque amarse a uno mismo es egoísta según ellos.

Una mujer, un hombre, que se ama a sí mism@ se respeta a sí mismo, y quien que se ama y respeta a sí mismo respeta a los otros también, porque él sabe: “Así como yo soy, así son los demás. Así como yo gozo del amor, del respeto, de la dignidad, así lo hacen los demás”. Él se hace consciente de que no somos diferentes; en lo que respecta a las cosas fundamentales, somos uno.
Pero sólo quien que se ama a sí mismo puede meditar; de otra forma siempre estás escapando de ti mismo, evitándote.
Es por eso que las personas están buscando compañía constantemente. No pueden estar con ellas mismas; desean estar con otros.
Ámate a ti mismo…’ dice Buda. Y entonces él agrega inmediatamente: ‘…y observa’. Eso es meditación.
Crea energía amorosa a tu alrededor. Ama tu cuerpo y ama tu mente. Ama tu mecanismo entero, tu organismo entero. Si no eres amante de ti mismo no podrás mirar tus propios ojos, tu propia cara, tu propia realidad.
Maestro Osho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *