"Cada órgano dañado responde a un sentimiento" .

Christian Flèche, psicoterapeuta, padre de la teoría de la descodificación biológica.
53 años.
“Nací en Arcachon y vivo en la Provenza. Casado, tres hijos. Licenciado en Enfermería. Me interesa la relación de persona a persona. Mi religión es vivir el momento presente y como Jung creo que la enfermedad es el esfuerzo de la naturaleza por curar el cuerpo.”
¿El cuerpo es nuestra herramienta de curación?
Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observe que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy diferente.
Bueno, cada uno es cada cual…
Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.
¿Eso es para usted la enfermedad?
Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos… Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock. Continuar leyendo “"Cada órgano dañado responde a un sentimiento" .”

La Madre.

Cómo amar profundamente a los hijos y liberarlos de nuestras propias cadenas que nos entrega nuestro árbol genealógico.
Tomo prestado éste post de Jodorowsky, porque los consejos que entrega  como decálogo para una madre, desde el pto. de vista de la Psicogenealogía, son de verdad rotundos y liberadores.
“Un cuento relacionado con la madre.
Los bebés ratoncillos tenían sólo unos pocos días de vida. Bajo la atenta mirada de su madre, los bebés ratoncillos saltaban y daban volteretas, brincaban y andaban a la pata coja, chillaban y daban gritos y se lo pasaban en grande en definitiva. De repente, se pararon en seco.
Una enorme sombra negra se había proyectado a lo largo de ellos y el espacio en que jugaban. Lentamente, volvieron sus pequeñas cabezas de ratoncillos para ver de donde procedía la sombra. Allí, agazapado y dispuesto para atacar de un momento a otro, había un enorme gato negro. Sus ojos amarillos eran tan grandes como platos, sus bigotes eran largos y amenazadores, sus dientes amarillos y afilados goteaban saliva. Si el gato hubiese podido hablar, seguro que habría dicho: “¡Hora de comer!”.
Rápida como un relámpago, la madre ratón saltó por encima de las crías y ocupó el espacio entre los ratoncillos y el gato. Sin dejar de mirar ferozmente a los ojos del gato, la madre maulló en voz alta y con actitud:
-¡Fuuu!, ¡Fuuu!, ¡Fuuu!, ¡Fuuu!, ¡Fuuu!, ¡Fuuu!, ¡Fuuu!, ¡Fuuu!
El gato se quedó tan sorprendido que dio media vuelta y salió disparado con el rabo entre las patas.
La madre ratón se volvió entonces a los ratoncillos y les dijo: “Ahí tenéis, hijos míos, que esto os sirva de lección. No subestiméis jamás la importancia de aprender un segundo idioma”.
Decálogo de la madre, desde el punto de vista de la psicogenealogía: Continuar leyendo “La Madre.”

Los egos y conflictos en la pareja

Alejandro Jodorowsky en “Cabaret místico” nos describe como son los compromisos sanos de una pareja sana: (suena todo muy lindo…)
Los cónyuges para lograr una unión sana, primero deben prometerse que:
En el terreno intelectual:
Vamos a dejarnos el uno al otro a ser lo que somos. Me caso contigo prometiendo que de ninguna manera intentaré que me imites o que veas el mundo exactamente como yo lo veo. No cambiaré de parecer angustiándote con exigencias agresiones orales, mal humor, reclamando sin cesar un “quiero que pienses esto o lo otro”. Respetaremos siempre lo que somos sin sentirnos culpables, sin permitir que nadie intente imponernos conductas o ideales que no sean los nuestros. Tendremos derecho a expresar nuestra propia visión del mundo, aunque difiera de la del otro. NO nos impediremos ver ni oír lo que nuestra curiosidad nos pida. Tenemos derecho a desarrollar nuestros sentidos en la dirección que nos convenga.
En el terreno emocional: Continuar leyendo “Los egos y conflictos en la pareja”