6.jpgLa pluma del ángel de Alas Quebradas es rotunda, no se viene con chicas a la hora de trasmitir historias de erotismo que quién sabe si son verdad, pero llegan.
Acá un post notable ” El Angel de la Amistad”:
“Anda triste mi amiga. El prozac no le alcanza. Se le vienen los mares a los ojos, no sabe nadar y se ahoga. No puede seguir así, entonces le sugiero terapia orgásmica. No le sirven del todo mis caricias lésbicas, mis mimos de amiga incondicional, ni el pene verde de látex que compramos juntas en el sex shop de la galería donde nos conocimos hace dieciséis años. Le propongo varios de mis machitos de turno. Cuesta convencerla, porque su estado es tal, que preferiría que le dejara en la mesa de luz la dosis exacta de psicofármacos para pasar al otro lado. La obligo a esta cura alternativa.
La ato a la cama y llamo a mis amiguitos. Los mejor dotados, los más pacientes, los de caderas más cimbreantes, los de risa más generosa. El Rojo y el Negro llegan puntuales a la cita. La acarician durante horas, la untan con aceite, la besan milimétricamente. La tratan como a lo más preciado. Se la culean con suavidad extrema y con furia de tempestades durante cuatro horas consecutivas. Yo contemplo la escena totalmente mojada y voy anotando en un cuaderno los orgasmos de mi amiga. Cuando llega a los cuarenta, el número exacto de su edad, está curada. Duerme veinticuatro horas seguidas y se levanta de la cama transformada en una diosa, radiante, con ganas de vivir y de seguir fornicando.
Y lo mejor de todo, solidaridad de prostitutos, el par de huevones terapeutas no me cobran ni uno. Hoy por mí, mañana por ti. “

Menú