Los Cantos Védicos son una meditación, en vez de leer los textos es más apropiado cantarlos, ya que el sonido deja que el conocimiento intuitivo aflore, entonces  es sonido + significado, un espacio vibracional adecuado para que el conocimiento tome raíz.
El sonido es usado para sanación y se transmite aunque  nosotros no sepamos lo que significa.
Este canto es una ofrenda al maestro Manju, de la cual fui testigo, y que me perdone mi maestro Andrés W. por subirla, pero es demasiado bello lo que se logró, el grupo del Prana Yoga de Viña del Mar lleva un tiempo trabajando en asana, pranayama y Canto Védico  y en ésto, han logrado una armonía, una métrica que traspasa la piel, llena de inspiración.
Este canto en particular es considerado un upanishad que afirma la naturaleza de la “persona”; el shiva, “el mundo”; yagati y la “realidad total”; isvara, afirma que la relación y la naturaleza de éstas tres cosas es una, YOGA. La naturaleza, el mundo y la divinidad son uno, esa es la naturaleza del canto, es una muy bonita poesía. Y fue uno de los tantos regalos que recibimos quienes participamos de la venida de Manju Pattabhi Jois otro año más en Chile éste 2011, gracias a Andrés Wormull por eso.
Ahora llena de inspiración, a difrutar y seguir con la práctica personal, los pranayamas y Cantos Védicos, tal como Manju enseña.

Menú