Luego de que ehost me demostrara ser la empresa de hosting menos confiable, tuve que cambiar, gracias a los consejos de Leo Prieto y Pato Castro, a un host norteamericano…ahora me dispongo a intentar recuperar TODO el trabajo perdido.
A ver si los trabajadores de ehost se dignan a responder alguno de mis tantos mails y me envi­an mi base de datos sql que espero no se les haya quemado con el disco duro…
Estilos de vida volvera pronto en gloria y majestad, para contarles que a pesar de ehost, no he perdido el tiempo…

Menú