libro-i-ching.jpgHace unos días tuvimos una visita que no teníamos hace más de un año, nuestro gran amigo Ricardo Andreé, que anduvo por acá bañandonos de su energía y entregándonos algunas herramientas para avanzar, a través del I Ching. El mejor Oráculo, a mi parecer, que es capaz de entregar la máxima profundidad en los procesos internos , en el Macrocosmos y en el Microcosmos.
Ricardo es un maestro del I Ching, luego de toda su experiencia, fortaleza interior y estudios es que luego de sus libros:
“111 escalones hacia el Cielo”, “Tao Crístico”, “Ara, 64 Reflexiones ante el Altar de Cristo”, “El Andariego. 7+1 La hora del Salto” + “El Testimonio de Judas”, es que ahora lanza “El Tratado de I Ching: Séptimo Tiempo” en su 2da Edición , que además de ser un hermoso libro cocido a mano, viene con Tres monedas originales, Paño para lanzar monedas, Separador de libro grabado, Bolsa de género para contener libro. Es un libro cuyo motor fue la necesidad de ayudar al alumno de I Ching a introducirse en los escritos traducidos por Richard Wilhelm.
Ricardo dice :

“Es evidente, para todo buen observador, que el I Ching no es una serie de fórmulas “mágicas adivinatorias” manejables con la percepción y el libre criterio interpretativo; el Canon de la Sabiduría es un tratado de Leyes Cosmogónicas y Cosmológicas que se acercan a la Física Cuántica y la Física Relativa, a la Matemática Binaria y a las leyes numerológicas; de esta esencia, los Antiguos extrajeron conclusiones cada vez más concretas que fueron, a su vez, determinando comportamientos y valores morales. Es decir, no es que de una creencia intelectual, o una necesidad moral, fue naciendo una cosmogonía que justificara lo mental y la mente del individuo, sus leyes y costumbres; precisamente ha sido lo contrario: de la verificación del Cosmos, de la naturaleza y de lo Divino, el Hombre Antiguo adecuó y estructuró su forma de concebir el mundo y sus relaciones. Fue “imitando la Ley Celeste” como estos sabios llegaron a crear estos escritos. Hoy, aún por poco tiempo, el Ser Humano continúa en el intento de acomodar lo Objetivo de la Creación a lo subjetivo de su mente, intereses, cultura e ideología. Es decir, seguimos en la tonta ilusión de meter el universo en un estrecho depósito que nos sea accesible y servil.”

Los libros de Ricardo Andreé se pueden comprar en IChing.cl y tomar consultas y solicitar cursos para conocer la herramienta de consulta de I Ching en su mail
Un gran abrazo Ricardo, siempre nos traes el I Ching en el minuto correcto, justo cuando necesitamos un

Menú