La (dulce) revolución de la stevia

  1. Inicio
  2. Consumo
  3. La (dulce) revolución de la stevia

Stevia: Es una planta que regula el azúcar en la sangre, que reduce la presión arterial, que regula el aparato digestivo en general, actúa favorablemente en muchas personas con ansiedad, reduce la grasa en personas obesas y es diurética.
SteviaPara variar en el Elqui fue la primera vez que escuché de la Stevia. de hecho probé un tecito endulzado con éste polvito blanco realmente concentradísimo. La Sundari le ponía una pizca a un termo con té y lo endulzaba perfecto.
Ahora leyendo la revista Namasté aparece un artículo con la historia de ésta planta que está revolucionando la industria de los endulzantes.
Por Alberto D. Fraile Oliver

La planta que regula el azúcar (y que las multinacionales quieren controlar)

Josep PàmiesJosep Pàmies es un agricultor catalán vinculado al movimiento Slow Food que está liderando un revolución pacífica. Es la revolución de la stevia (Stevia Rebaudiana Bertoni), una planta 30 veces más dulce que el azúcar pero con 0 calorías. Se trata de un arbusto originario de Paraguay pero que cualquiera de nosotros, con un poco de maña, puede cultivar en una maceta.
Puede ser muy útil sobretodo si tenemos problemas de azúcar (diabetes), tensión arterial o ansiedad con la comida. La stevia es la alternativa sana y natural a la omnipresente azúcar. Esta planta se ha puesto de moda, tanto que hasta la Coca-Cola anda detrás de ella y ya ha patentado su uso.
La stevia ya se ha convertido un símbolo contra lo antinatural –los edulcorantes químicos, en este caso-. Josep Pàmies insiste en que tomando mañana y noche una infusión de cuatro hojas de stevia mantiene a raya su presión arterial y de paso regula los niveles de glucosa e insulina en sangre. Si el nivel de azúcar en la sangre está alto, lo baja, y si es lo contrario, lo sube, afirma Pàmies, que se ha hecho muy famoso entre sus vecinos, sobretodo los diabéticos.
Pàmies le ha hecho llegar la stevia hasta al cocinero estrella Ferran Adrià que está experimentando con ella a través de la Fundación Alicia cuyo objetivo es desarrollar un estilo de cocina cardiosaludable.
Stevia: Es una planta que regula el azúcar en la sangre, que reduce la presión arterial, que regula el aparato digestivo en general, actúa favorablemente en muchas personas con ansiedad, reduce la grasa en personas obesas y es diurética.
La dosis que suelen utilizar la mayor parte de las personas que han observado efectos beneficiosos es: 4 hojas tiernas comidas directamente antes o mientras se almuerza y 4 hojas más antes o durante la cena.
Cuando no se dispone de hojas tiernas se puede hacer una infusión de hoja seca (una infusión por la mañana y otra por la noche). Se puede hacer para dos días, dejando que un litro de agua empiece a hervir, cerrar el fuego y añadir 4 cucharadas de postre de hojas secas trituradas, dejando reposar como mínimo 30 minutos antes de tomarla.

Propiedades de la stevia

  • Tiene 0 calorías o sea es totalmente acalórico.
  • La stevia es ideal para los diabéticos ya que regula los niveles de glucosa en la sangre. En algunos países incluso se utiliza como tratamiento para mejorar la diabetes ya que parece regular los niveles de insulina.
  • Muy aconsejable para perder peso ya que reduce la ansiedad por la comida. Al regular la insulina el cuerpo almacena menos grasas.
  • La stevia disminuye también el deseo o apetencia por tomar dulces y grasas.
  • Realza el aroma de las infusiones o alimentos donde se añada.
  • Retarda la aparición de la placa de caries (por eso se usa también para hacer enjuagues bucales y como componente de la pasta de dientes).
  • La stevia es un hipotensor suave (baja la presión arterial que esté demasiado alta).
  • Es suavemente diurético.
  • Mejora las funciones gastrointestinales.
  • Puede ayudar en la desintoxicación del tabaco y del alcohol. La infusión de stevia reduce el deseo hacia estos dos tóxicos.
  • Previene e inhibe la reproducción de bacterias y organismos infecciosos. Mejora la resistencia frente a resfriados y gripes.
Menú