Sigo probando y comprobando que la medicina occidental hoy se ha convertido en un negocio, si lo dice un médico … peor. A pesar que desde siempre he estado rodeada de médicos, con un papá neurocirujano y una hermana siquiatra, siempre tuve la inquietud de que entre sanación y salud hay un largo trecho.
Hace un par de años un broncopulmonar (no quiero generalizar ni tampoco decir nombres) me dijo: “mira, se te desató un asma alérgico, entonces de aquí en adelante eres asmática y para siempre vas a tener que andar con éste inhalador con corticoides” , qué declaración no? un poco severa y sin posibilidad de rebobinar. Bueno al mes, gracias a la medicina tibetana y a la caída en cuenta de algunos procesos internos, sané mi alergia y nunca más volvió y jamás toqué el inhalador.
Un oftalmólogo también dictaminó que en el futuro iba a usar unos lentes tipo “lupa” porque el astigmatismo siempre aumenta…”ves éstos poto-botella? para llá vas” Jamás!, no lo acepto y mi visión ha mejorado a puro dristi y dieta sana, por supuesto jamás volví.
Ayer en la conversa con un antiguo cardiólogo de la ciudad, muy recomendado por mi papá, fuimos a conversar con él con Nirav. Fue increíble no haberme decepcionado, sino que haber tenido una conversa donde los exámenes quedaron absolutamente de lado. El dr. Carlos Martinez Geisler nos decía : “hoy la medicina se ha convertido en un negocio, los médicos ya no auscultan a los pacientes, no les preguntan sobre sus vidas, sobre qué problemas están teniendo, por ejemplo yo he vrificado que el aumento en los triglicéridos tiene relación con el nivel de estrés. Los médicos de ahora ya no creen en los instrumentos de medición manuales que se han usado siempre, si de hecho el mercurio es lejos más exacto para medir la presión que éstos aparatos eléctronicos chinos.” “Hoy en día le creen más a una medición eléctrónica de un examen y de ahí un diagnóstico y un medicamento asociado, ha quedado fuera la Semiología que se enseña en las universidades, pero si hay que hablar con la gente, hacer algo de sicoterapia también!. Ya algunos médicos en el extranjero ni siquiera necesitan mirar al paciente, sólo le mandan los exámanes y ya.”
Quedé absolutamente encantada con el médico, que probablemente ha tenido que pasar por mucha experiencia para volver a entender al ser humano como un ser integral.
Esta es una alerta, a mi por lo menos ya no me satisface una respuesta orgánica y específica mucho especialista, mucha mirada focalizada en un punto y se olvidan del resto, estamos en un todo donde las emociones, espiritualidades, relaciones operan. La medicina si sigue así va al absoluto fracaso y personas como yo vamos a exigir que los médicos suban el nivel de su profesión, ya es un deber.

Menú