En Octubre de 1994 recibí la iniciación del primer nivel de Reiki, a pesar de que no lo he practicado demasiado, el Reiki llegó para no dejarme jamás. Me enseñó que la magia está en el tocar, algo tan ancestral y básico como colocar la mano donde duele y estar siempre dispuesta a sanar con amor. Recuerdo que en ese Octubre, Nirav, Udara y Fullera se iniciaron también con Upasana en Santiago. Luego de ello Fullera siguió en el camino del Reiki hasta convertirse en maestra.
Al igual que muchas técnicas que nacen en oriente, el Reiki fundado por Mikao Usui, parte de la premisa que Todo es energía. Reiki es una palabra japonesa que significa “Fuerza Vital Universal”, y nos hace reflexionar constantemente sobre conceptos como el amor, la verdad, la libertad y sobre las leyes que rigen los cambios energéticos que fomentan el crecimiento.
“El cuerpo es la encarnación en el plano material y, por lo tanto constituye la base inexcusable para que el espíritu pueda aspirar alcanzar la luz, la Divinidad. Una vez que hayamos disuelto las disarmonías físicas más elementales, podemos empezar a pensar en disarmonías y en los problemas espirituales.
Quien desee experimentar los efectos positivos del Reiki no solo en el terrenos de la salud física, sino también al desarrollo personal, deberá, además de encontrarle aplicaciones prácticas a la fuerza Vital Universal, reflexionar frecuentemente sobre conceptos como el amor, la libertad, la responsabilidad, la verdad y muy especialmente sobre las leyes que rigen los cambios energéticos capaces de fomentar el crecimiento.”
“Cuando imponemos las manos sobre el cuerpo humano o animal estamos ejecutando uno de los actos más antiguos de sananción. Cuando un mal aqueja a un nño (fiebre, dolor de estómago etc.) y su madre le besa y pone sus manos sobre la parte afectada, este sana de inmediato. A través de este tacto se transmite calor y energía curativa. Los seres que tienen vida irradian energía y calor. Es la fuerza que establece la armonía entre la energía personal y la Energía Universal. Cuando se establece este contacto se logra un proceso de sanación natural.
REIKI nos enseña a ser un canal natural y a transportar la energía a través de nuestro cuerpo, para que vaya a donde sea necesario a través de nuestras manos. Quienes reciben los alineamientos Reiki, obtienen una clara comprensión de los acontecimientos del pasado, pueden equilibrar su presente y proyectar una consciencia más positiva hacia el futuro. Es igual a hacer una completa limpieza cuando nos iniciamos en ReiKi.”
Miguel Mena Betancourt
Master Reiki
Fuente:
http://geosalud.com/

Luego de escuchar la tesis del Dr. Masaru Emoto , en la película What the Bleep…, sentí con mucha más fuerza la importancia del reiki y de las terapias de sanación a nivel energético.
Reiki es una técnica de sanación que cada vez la siento más importante, y creo que todas las madres de éste planeta debieran conocer. Si tienes Reiki, haz Reiki a tu comida unos minutos, dale Reiki a tu hijo, dale Reiki a tu cuerpo. Si no la conoces, sométete a ésta técnica con un terapeuta o alguien que se haya iniciado en Reiki, ésta es una técnica de superposición de manos sobre puntos pre definidos en el cuerpo, la terapia completa dura aprox. una hora y media y es una relajación maravillosa, la terapia completa dura 4 días consecutivos, dónde realmente vas a notar cambios maravillosos en ti.

Menú