He andado media perdida en éste blog y en otros, pero no es nada malo. La vida me come las horas como a muchos, entre el descanso necesario, el trabajo que siempre es urgente, la familia, los amigos, etc.
En qué he estado?, embelleciendo mi casa, celebrando la navidad en casa y con la familia; un año nuevo en Casa Poli con los amigos; celebrando el cumpleaños de mi Devi; juntándome con amigas y celebrando la última luna llena con una meditación con el tambor increíble que tocaba Ma Soledad Valenzuela, en que quedé en un estado de meditación que nunca antes había experimentado y para cerrar la noche Mariely Haristoy dio una sesión de tarot muy aclaradora y profunda en la que me confirma que hace ya un tiempo estoy en una busqueda de silencio muy necesaria y es absolutamente parte de mi crecimiento. Qué rico, porque me saca un poco la culpa de sentirme un poco ermitaña del mundo.
El embarazo va perfecto, creciendo y latiendo bien, sin molestias y gracias a mis amigos yoguis la práctica no me ha abandonado por completo. Estamos armando nuevos proyectos con el yoga que ya están tomando forma y luego podrán subirse a la web.
Todo va muy bien, a veces silencioso, pero bien.

Menú